Wowpedia
Advertisement
Para la raza demoníaca, véase Carcelero (demonio).
NeutralZovaal, el Carcelero
Imagen de Zovaal, el Carcelero
Título

El Desterrado

Género

Masculino

Raza

Eterno (Humanoide)

Reacción
Afiliación(es)

jurafauces

Ocupación

Carcelero de Torghast

Localización

Torghast, Las Fauces

Estado

Activo

Zovaal, más conocido como el Carcelero, es uno de los Eternos de las Tierras Sombrías que gobierna las Fauces en las Tierras Sombrías. Ejerce su dominio desde el Santuario de la Dominación en Torghast, donde hace uso de la poderosa magia de la dominación. Es el maestro supremo de las Fauces desde donde altera continuamente la realidad y realiza cambios a su capricho ,[1] y desde donde observa todo lo que acontece en el interior de las Fauces a través de su mirada.[2]. Las almas condenadas que llegan a las Fauces son torturadas y retorcidas por el Carcelero hasta que se doblegan a su voluntad y lo sirven por toda la eterindad como jurafauces [3].

Hace tiempo, Zovaal era conocido como el Árbitro y era el responsable de juzgar las almas que llegaban a las Tierras Sombrías. Sin embargo traicionó al resto de los Eternos intentando trastocar el equilibrio del cosmos. A consecuencia de ello, el resto de Eternos le despojó de su poder y lo encerraron en las Fauces, sustituyéndolo por la Enjuiciadora [4]. Pero incluso durante su cautiverio, el Carcelero continuó maquinando apoyándose en aliados tanto en las Tierras Sombrías como en el mundo de los vivos. Consiguió encerrar a uno de de sus hermanos, el Primus, y lo utilizó para crear el Yelmo de la Dominación y Agonía de Escarcha que luego fueron utilizados por el Rey Exánime, una entidad que servía como heraldo de Zovaal y que le hubiera permitido llegar al mundo de Azeroth de no haber sido por la negativa de los tres ostentadores de dicho título: Ner'zhul Arthas Menethil y Bolvar Fordragon.

El siguiente paso del Carcelero fue forjar una alianza con Sylvanas a quien hizo creer que buscaba acabar con el sistema injusto conocido como la maquinaria de la muerte que sería remplazado por uno más justo. No mucho después el Árbitro quedó misteriosamente inactivo permitiendo que todas las almas que llegaban a las Tierras Sombrías fueran a parar directamente a las Fauces, otorgando más poder al Carcelaro mientras el resto de los reinos sufieron una grave sequía de ánima que los llevaba a marchitarse. En todos ellos Zovaal utilizó a sus aliados — los Abjurantes de Bastión, Kel'Thuzad en Maldraxxus, Mueh'zala en Ardenweald, y el Sire Denathrius en Revendreth — para aprovechar la sequía en su beneficio y sembar el caos entre las personalidades más importantes de los pactos. Mientras en Azeroth, Sylvanas se encargó de destruir el Yelmo de la Dominación abriendo una brecha entre el mundo mortal y las Tierras Sombrías atrayendo a varios líderes mortales a los dominios del Carcelero con la intención de usar a uno de ellos, Anduin Wrynn en su campeón.

Sin embargo los aventureros de Azeroth también accedieron a las Tierras Sombrías y ayudaron a purgar los pactos de agentes de Zovaal uniéndolos para tratar de evitar que obtuviera los sigilos de los Eternos. Con la ayuda de Sylvanas, atacó Oribos para hacerse con el último sigilo que le quedaba que portaba la enjuiciadora y que una vez le perteneció. Fue entonces cuando reveló sus verdaderas intenciones: deshacer la realidad y sustituirla por una en la que todo el mundo estuviera a su servicio. Acompañado de Anduin, Zovaal escapó a través de un portal para dirigirse al enigmático Sepulcro de los Primeros donde se encontraban los secretos que le permitirían conseguir su objetivo.

El Carcelero es el antagonista principal y jefe final de World of Warcraft: Shadowlands.[5]

Biografía[]

Antiguedad[]

Zovaal hecho prisionero en las Fauces.

El Carcelero es un mal más antiguo que la realidad misma [6]. Hace eones, Zovaal era el encargado de juzgar a las almas mortales que entraban en las Tierras Sombrias y darles un apropiado destino en función de sus actos en vida [7]. Al igual que el resto de Eternos le fue concedido un sigilo que simbolizada el propósito de su curia [8]. Sin embargo, llegó un momento en que Zovaal empezó a creer que los diseños de los Primeros eran defectuosos por lo que los desafió tratando de deshacer el equilibro del cosmos. Zovaal trató de hacerse con los sigilos del resto de Eternos por la fuerza, creyendo que eran la clave que daba acceso al conocimiento prohibido que se encontraba en el Sepulcro de los Primeros, pero sus hermanos, liderados por el Prelado consiguieron derrotarlo. Como castigo, le arramcaron su sigilo del pecho y lo utilizaron para crear a un nuevo enjuiciador que juzgara las almas en su lugar. Su destino quedó atado a las Fauces donde quedó encerrado para siempre como su Carcelero y donde el Prelado le aplicó a su cuerpo las runas de Dominación [9]. La magia dentro del Corazón del Bosque en Ardenweald fue utilizado para mantenerlo atado a las Fauces sin que hubiera posibilidad de escapatoria y así asegurarse que quedaría atado para siempre [10].

Con estas medidas, el Panteón de la Muerte consideró el confinamiento de Zovaal como "absoluto e irrevocable" [11]. El Prelado por su parte deseaba que tras eones de cautiverio Zovaal se hubiera arrepentido de sus pecados pero en lugar de eso lo único que consiguió fue acrecentar su maldad. Con el tiempo, el Carcelero encontró una manera de utilizar el poder de Dominación contra sus enemigos [12] y nunca abandonó su objetivo de recuperar el poder que le había sido "robado" llevando sus planes hasta el final [13]. El resto de Eternos nunca lo supo pero Zovaal no actuó solo cuando los traicionó [14]; contaba con un grupo de aliados afines que continuaron llevando a cabo sus planes mientras se encontraba prisionero, tiempo en el que se aseguraron de influir en el transcurso de varios acontecimientos históricos en el plano de los mortales [15]. Por un lado contaba con Denathrius el Eterno que gobernaba en Revendreth que voluntariamente le ofreció su sigilo al Carcelero [16][17][18]. Otro aliado fue el loa Mueh'zala, que hizo un pacto con el Vigía titánico Odyn, a quien le otorgó la habilidad de observar lo que ocurría en las Tierras Sombrías a cambio de unos de sus ojos [19]. Esto llevó a Odyn a crear a las Val'kyr para tratar de imitar el sistema de los Kyrian. El ojo de Odyn acabó convertido en la Mirada del Carcelero, un artefacto que permite a Zovaal ver lo que ocurre en cualquier lugar de las Fauces e incluso otros reinos. La labor de Mueh'zala no acabó aquí y también consiguió persuadir a Helya, la primera de las Val'kyr, para que sirviera al Carcelero [20].

Con el tiempo, llegaron a las Fauces las almas de cuatro gigantes —Bahmethra, Hrestimorak, Nilganihmaht, y Salaranga— quienes habían cometido en vida toda una serie de crímenes horribles. El Carcelero, complacido por ello dotó a sus almas de armaduras y les ascendió a la categoría de torturadores de la que gozaban de su total confianza. Sin embargo los cuatro conspiraron en secreto para usurpar su posición y crearon un ejército propio para dicho fin. Nunca supieron que el Ojo del Carcelaro los descubrió y cuando los gigantes atacaron, el Carcelero los derrotó uno por uno. Sus almas no fueron destruidas sino condenadas al río Gorgoa para toda la eternidad. Zovaal encargó entonces a su cronista Varithoman que dejara por escrito la lista de crímenes de los gigantes y cómo éstos habían sido castigados, para que sirviera como recordatorio a otros de lo que suponía desafiarle [21].

Conductos de Dominación[]

El Prelado sospechaba que por ese entonces Zovaal no actuó solo y contó con aliados antiguos y estaba seguro que posteriormente intentaría ganarse la confianza de nuevos otros a los que intentaría unir a su causa [22]. Zovaal había forjado un arma con sus cadenas que provocó la derrota del Prelado.[22]. El Carcelero capturó al Grabador de Runas, de quien robó sus diseños para el ejército de los jurafauces, que incluía el de Agonía de Escarcha y el Yelmo de Dominación. No obstante esto solo era parte de su plan ya que su objetivo final era obtener "el secreto que los Primeros le quisieron ocultar."[23]

Sylvanas Brisaveloz hizo una alianza con el Carcelero tras los eventos del Filo de la noche[5] y desde hace ya algún tiempo que conspiran para alcanzar una meta común que nadie más que ellos conoce. Mientras Sylvanas alimentaba las Fauces con nuevas almas, ambos crecieron en poder.[24][25] En el pasado, el Carcelero mantenía únicamente a las almas más peligrosas del cosmos confinadas en la eterna prisión de Torghast.

Shadowlands[]

Cuando el velo de Corona de Hielo se rompió, los jurafauces capturaron a Baine, Thrall, Jaina, Anduin y el aventurero que fueron llevados a Las Fauces. Mientras trataban de escapar, Baine fue atrapado y llevado junto al Carcelero que lo dejó caer desde lo alto de una plataforma al considerarlo indigno [26]. La huída finalizó cuando fueron interceptados junto a la Piedra de puerta erosionada tratando de escapar de Las Fauces. El Carcelero se sorprendió al ver que la piedra respondía a la presencia del aventurero que consiguió escapar con la ayuda de Anduin que utilizó la Luz para entorpecer a los jurafauces. Este hecho no pasó desapercibido para el Carcelero que tras escuchar decir a Anduin que su plan había fracasado le contestó que no era así puesto que ahora tenía justo lo que necesitaba [27].


Notas[]

  • Durante la BlizzCon de 2019, fue descrito en el panel de «Lo que nos depara el futuro» como uno de los "señores de la muerte".
  • Odyn sacrificó su ojo a uno de los aliados del Carcelero[28] a cambio de la habilidad para observar las Tierras Sombrías y obtener sus poderes.[29]
  • Pese a las múltiples especulaciones sobre su identidad, se dio a entender que el Carcelero es un personaje totalmente nuevo con el que no hubo contacto antes, descartando las posibilidades de que por ejemplo sea el propio Arthas, Argus, Helya o Mueh'zala.[24][5] Steve Danuser lo ha descrito como una parte importante dentro de la cosmología de Warcraft.[5]
  • La silueta de su cabeza recuerda ligeramente al Yelmo de Dominación. De forma similar, la cima de Torghast, la Torre de los Condenados se asemeja en cierto modo a la Ciudadela de la Corona de Hielo.

Especulación[]

Questionmark-medium.png
El siguiente contenido son sólo especulaciones, observaciones u opiniones basadas posiblemente en datos oficiales de Blizzard. No debe tomarse como información oficial.
  • El Carcelero probablemente sea la entidad que se hizo pasar por un loa e insinuó a Vol'jin a nombrar a Sylvanas como jefa de guerra.

Galería[]

Vídeos[]

Últimos cambios[]

Precedido por:
Nadie (El Primero)
Posición:
Árbitro de las Tierras Sombrías
Sucedido por:
Enjuiciadora

Referencias[]

  1. The Art of World of Warcraft: Shadowlands, pg. 187
  2. N [55] Segunda regla: no llames la atención
  3. The Art of World of Warcraft: Shadowlands, pg. 175, 190
  4. N [60] Curias renovadas
  5. 5,0 5,1 5,2 5,3 BlizzCon 2019: World of Warcraft: Q&A (Transcripción en inglés de MMO-Champion/Transcripción en inglés de Wowhead)
  6. The Art of World of Warcraft: Shadowlands, pg. 204
  7. N [60] Curias renovadas
  8. N [60] Voces de los Eternos
  9. [1] Entrevista a Steve Danuser]
  10. N [58] La Corte del Invierno
  11. World of Warcraft: Grimoire of the Shadowlands and Beyond
  12. N [60] Desenmarañar el sigilo
  13. N [60] Curias renovadas
  14. N [55] La puerta a lo desconocido
  15. Steve Danuser durante la Blizzcon 2019
  16. N [60] Voces de los Eternos
  17. Los invitados ocultos entre nosotros
  18. N [60] El sentido de la cólera
  19. La leyenda de Odyn#El ojo del guardián
  20. Mueh'zala grita: ¡Fue Mueh'zala quien trajo a Helya al lado del Carcelero... llegó a un acuerdo por el ojo del viejo Odyn... y convirtió a la reina alma en pena en jefa de guerra con un susurro!
  21.  [Manos de desafío: Una crónica de congoja]
  22. 22,0 22,1 N [60] La puerta a lo desconocido
  23. Escena recuerdo del Carcelero del Grabador de Runas WoWChakra - Youtube
  24. 24,0 24,1 BlizzCon 2019: World of Warcraft: What's Next
  25. Resumen de «World of Warcraft: lo que nos depara el futuro»
  26. N [50] Río abajo
  27. N [50] Luchas unidos
  28. Steve Danuser and Frank Kowalkowski with The Lost Codex
  29. La leyenda de Odyn

Enlaces externos[]

Advertisement